In

En principio, los Tribunales italianos aceptan como pruebas los documentos eclesiásticos (i.e. partidas de nacimiento, matrimonio y defunción), en la medida en qué se pueda demonstrar que los mismos hacían plena prueba según el ordenamiento jurídico en el cual se originaron. Para hacer un ejemplo, se puede probar con partida de bautismo un nacimiento acontecido en Chile en el año 1890, siempre y cuando la ley chilena en ese año lo permitiera. En todo caso, los documentos eclesiásticos tendrán que legalizarse ante las Autoridades Eclesiásticas y tener sello de apostille.

Contact Us